PORTAMÉRICA 2014 17-19 JULIO

Por tercer año consecutivos acudíamos al Portamérica con, a priori, el mejor cartel de su corta historia, The jayhawks, Nada surf, Calexico, Andrés Calamaro, Calle 13, The Sonic certifican mi afirmación, sin embargo este año no se recordará al festival por su gran cartes sino porr la suspensión de la jornada festivalera del viernes y por estar pasado por el agua, el agua de la lluvia, esa habitante perpetúa en nuestra hermosa Galicia.

Portamérica

   En anteriores crónicas del festival me había quejado del camping y había sugerido que un segundo escenario haría mucho más ágil el festival, pues bien parece que los chicos de ESMERARTE leen esta crónica. El camping que el año pasado fue un desastre, así que la organización se puso las pilas en este aspecto y donde antes había toxos este año había hierba. Otra grata sorpresa fue la instalación de un segundo escenario, escenario, que al igual que el festival,  inauguró el panameño Carlos Méndez.El segundo escenario doto al festival de una mayor agilidad, eliminando, casi por completo, las tediosas esperas entre concierto y concierto.

En resumen, el PortAmérica va evolucionando y limando esos pequeños fallos con la intención de convertirse en un festival de referencia en nuestra península. AH¡, me olvidaba me pareció que esta año hubo más gente que el año pasado,a pesar de los incidentes climatológicos, otro buena señal de que el festival de porto molle va creciendo “pasiño a pasiño”.

JUEVES 17

Carlos Méndez

Entre que trabaja el jueves, y el viernes, y nos acreditabamos entramos en el recinto mientras tocaba el panameño Carlos Méndez al cual le tocaba la difícil papeleta de abrir el festival. Difícil porque entre que no hay mucha gente y la que hay aprovecha para coger amaros y birra, no se le suele prestar mucha atención, sin embargo Méndez y su banda fueron capaces de captar poco a poco la atención del público, con su rock elegante y cálido e hizo que la gente disfrutará de su concierto, y seguro que se gano algún fan. Destacar su canción “depie.

Vega

En cuanto acabo C. Méndez, empezó Vega, en el escenario grande, lo cual me sorprendió porque si seguíamos con esa dinámica a los Jayhawks, uno de los cabezas de cartel, le tocaría en el escenario pequeño, pero como veríamos posteriormente los chicos de Gary Louris tocarían en el escenario grande.

Vega, lleva en su mochila el peso de haber pasado por operación triunfo, y eso hace que alguno de los ¨indies¨ que había en el festival no le gustará mucho su presencia en él. Vega dio un concierto correcto, entregada al público y con un guiño a los gallegos sacando a Budiño al escenario, sin embargo su música intimista, es más bien para tocar en bares pequeños y más recogidos, en un escenario tan grande la calidez y la sutileza de su voz se pierden un poco, de hecho yo aproveche para cenar, mientras escuchaba la versión de “como yo te amo“, pues no me quería perder los dos platos fuertes del día los Jayhawks, y Sidonie.

Le tocaba el turno a los américanos, para mí el plato fuerte del día, y los chicos de Louris no defraudarón haciéndonos disfrutar a todos con su folk de aires country. Louris y los suyos nos llevaron de viaje por su nutrida carrera y tocaron la mayorías de sus grandes canciones, algunas convertidas en himnos como “Sound of lies’, ‘Trouble” o “Smile” o mi favorita “Waiting for the sun”.  Por lo que pude ver, todo el mundo disfrutó del concierto de los de Minnesota, de hecho me sorprendió gratamente ver al público más joven bailar e incluso cantar las canciones de The Jaywhaks. Si hubiese que ponerle un pero, sería lo mismo que comentamos en Vega, que su sonido limpio y cristalino en un escenario tan grande se disipa un poco en el ambiente, y puede que para los que no conozcan las canciones de la banda se haga un por momentos un poco aburrido, no fue mi caso que disfruté como un enano.

The Jaywhaks

Sidonie

Nada más acabar el concierto Axel, Mark y Jes, empezaron a tocar en el otro escenario, así que salimos todos corriendo para el escenario Abanca, escenario en el que destacaba una enorme bandera de Canada, en honor a su último disco, “Sierra y Canada“. Como siempre Sidonie disfrutó en el escenario y nos hizo disfrutar a los presentes. Además no se limitaron a tocar las canciones del último disco, sino que hicieron un repaso por su últimos discos, tocando entre otras “Un día más en la vida”, “Por ti” o “El bosque” e incluso se marcaron el lujo de versionar “Video kill the radio stars

Le tocaba el turno a Ivan Ferreiro, que venía a hacer un homenaje, a Golpes Bajos en general y a Coppini en particular, algo que era sabido por los que se interesaron un poco en leer información sobre el festival, sin embargo no sentó muy bien al público, la mayoria veinteañeros que quería escuchar “Turnedo” y demás canciones de Ivan,. Desde el primer momento se escuchó al público corear canciones de Iván Ferreiro, también lo debió escuchar Iván que en un par de ocasiones paró el concierto para decir que sabía lo que la gente quería, pero que hoy no era el día, algo que enfadó a la mayoría del público, de hecho en la pantalla que había al lado del escenario donde se iban poniendo los twitters que enviaba la gente, se le llamó de todo menos bonito.

Yo me fui antes de que terminará el concierto porque al día siguiente tenía guardia, pero lo que escuche, unos 3o min, me pareció un poco lento y aburrido, también es cierto que no me gusta demasiado Golpes Bajos. Preguntando entre mis amigos, a los que les gusta golpes bajos, le gustó el concierto. Pero desde aquí tengo que decir ” ole tus huevos Iván

Ivan Ferreiro

 

VIERNES 18

A estas alturas ya sabréis todos que la jornada del viernes se suspendió por mor de una tormenta eléctrica, lo cual suponía un riesgo para todos los allí presentes y podía ocasionar que en lugar de disfrutar a Andrés Calamaro, nos lleváramos un calambrazo. Una lástima perderme al argentino, aunque a la mayoría del público le fastidió pederse a Vetusta Morla. A mi personalmente no me vino mal pues había tenido un duro día de trabajo y necesitaba descansar, si amigos la edad no perdona, y yo ya estoy mayor para estas lides. Así que nos fuimos a casa a descansar y a esperar a los acontecimientos.

SÁBADO 19

Después del parón del viernes, tenía muchas ganas de ver los conciertazos del sábado, The Sonics, León Benavente, Calexico, Nada Surf….

the sonics

Llegamos justos para ver a los veteranos The Sonics, y tras comprobar el buen trabajo hecho por los chicos de esmerarte arreglando el recinto, fuimos a disfrutar de una de las sensaciones del festival The Sonics que se marcarón a sus setenta y pico años uno de los conciertos más cañeros del festival, reconrdándonos a todos lo que era el Garage-rock de los sesenta. Destacar el buen feeling con el público, que en esta jornada subía un poco la media de las otras jornadas, y ediciones, debido al cartel, sin embargo vimos mover el esqueleto con canciones como boss hoss o Have Love Will Travel a chavales que no habían nacido cuando se grabarón.

Le tocaba el turno al grupo español del momento, junto con Izal, León Benavente, a ambos los ví en el FIV, y como os había comentado aunque los chicos de Boba, me habían gustado les había faltado un poquito de garra y feeling con el público.

León benavente

En porto molle, vi a unos León Benavenente, mucho más entregados,especialmente al vigués Abraham Boba, que estuvo constantemente animando al público, y con una energía que no les vi en Vilalba. Musicalmente, son muy buenos y lo volvieron a demostrarlo en el escenario pequeño del PortAmerica, manejando perfectamente los tiempos, dejando para el final sus mejores, o al menos más conocidos, temas Ánimo valiente y Ser brigada, para mi la mejor canción nacional del 2013 y lo que va de 2014. En resumen León Benavente dejó un gran sabor de boca a los presentes con sus guitarrazos contudentes y eficaces , especialmente en ser brigada, y ese saber hacer que da la experiencia. León Benavente han dejado de ser un hype para convertirse en uno de los grupos más prometedores del indie nacional y del que esperamos ansiosos su segundo disco.

Calexico

Le tocaba el turno a uno de los grupos que más ganas tenía de escuchar, Calexico, uno de esos grupos que va por libre y tocan solo lo que quieren sin dejarse influir por modas o tendencias. También es cierto que  Joey Burns y John Convertino están arropados con buenos músicos en su directo, entre ellos Jairo Zavala y  la colaboración del Indio, el batería de Vetusta, conviertiéndose en una de esas bandas que adoras en directo pero de la que no escuchas, asiduamente, sus discos.

Calexico y su rock fronterizo, hacen de sus conciertos un tour por toda la tradición musical del sur de estados unidos, tan influenciado por la música latina, sobretodo por la mexicana, asi igual te tocan un cumbia que una version de Love will tear us apart de Joy Division, manejando perfectamente esa amplia gama de sonidos, empezando con Epic, como me gustan esas trompetas, donde nos dejarón ver su parte más melódica, pasando luego a su versión “más latina” con canciones como Across the wire y terminando con su cara mas rockera, en la que incluímos la versión de Bigmouth strikes again(The Smiths). En definitiva, conciertazo de Calexico.

Nada surf

Era el turno de los norteamericanos, Nada Surf, a que los recordaba con un directo más bien tranquilo y buenrollista, quizá por influencia de The Sonics, salieron con muchas ganas, sacando su vena más cañera y dándole mucho fuerza a canciones como 80 windows o blonde o blonde, interectuando mucho con el público, Matthew Caws, nos dio la noticia de que están grabando un nuevo disco con Ernie, o que le gusta la iguana, o que nunca habían visto a The Sonics, y que les había encantado el concierto de sus compatriotas.

Así estaba yo disfrutando del magnífico concierto de Nada surf, cuando apareció la lluvia, y aunque a la mayoría de la gente no pareció importarle mucho, pues se quedaron bajo la lluvia escuchando temazos como Blankest year o Fruit fly, a mi se me jodió el festival, pues se me mojaron los pies y con los pies mojados me pongo de mala hostia. Por lo que decidí refugiarme en la zona de prensa mientras escuchaba de fondo a los chicos de Caws  y esperando a ver si cesaba la lluvia, pero esta decidió quedarse.

Love of Lesbian

Salí de la zona de prensa para hacer las fotos de Love of Lesbian, que como siempre dieron un espectáculo divertido, disfraces incluidos, pero que por lo que vi, y me comentaron sus fans, no fue tan efectista como otros años. Como ya os dije entre que tenía los pies mojados y que a los chicos de Balnes los he visto 100 veces, decidí que el Portamérica llegaba a su fin, al menos para mi.

Y así termino mi resumen de lo vivido en el Portamérica, con una sensación agridulce, de que fue un buen festival pero que si no llega a ser por la lluvia habría sido mucho mejor.

Share